Blog

Mitos y verdades sobre el 5G: ¿hacia dónde va esta generación de redes móviles?

Lo cierto es que en nuestro país, según datos de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones publicados en marzo de este año, la cobertura real de esta tecnología es del 58% del territorio

Las ventas de móviles compatibles con 5G ya superan desde hace tiempo a las de los 4G, pero, sin embargo, el usuario no ha percibido aún las supuestas ventajas que iban a llegar de su mano. 

En teoría, las ventajas principales de esta tecnología incluyen una mayor velocidad de acceso (decenas de veces más rápido que el 4G), tiempos de respuesta casi inmediatos (del orden de 1ms, lo cual es 100 veces más rápido que los actuales) y la posibilidad de conectar más dispositivos a la vez.

Los principales motivos por los que aun el usuario de a pie no percibe estas mejoras son diferentes. Por un lado, parte de la cobertura de 5G teórica se ha conseguido aprovechando las redes 4G actuales, por lo que no alcanzan el potencial pretendido. Además, las aplicaciones que usamos tampoco están preparadas para aprovechar estas ventajas, y el uso que hacemos de ellas no es tan exigente como para apreciarlas. En ese sentido, los sectores que a corto plazo se deberían ver más impactados por el 5G son el industrial, la salud y el ocio.

Entonces, ¿qué podemos esperar este año y los próximos respecto al 5G? Las operadoras, por su lado, siguen con sus planes de despliegue, pero más lentos de lo previsto para adecuarse a la evolución del mercado, en un momento en el que sus frentes se han multiplicado y el 5G solo es una de las herramientas para reforzar su competitividad.

Pero también estamos en el año de la verdad de nuevas tecnologías como la realidad virtual y el metaverso, la inteligencia artificial y el blockchain, que dependen en buena medida de la consolidación del 5G.

En el caso de la realidad virtual y el metaverso, parece que se está explotando la burbuja impulsada sobre todo por Meta. Pero no tardaremos en ver nuevas gafas vinculadas a nuestros móviles (las de Apple están al caer), que requerirán altas tasas de transferencia y bajos tiempos de respuesta para poder ganarse por fin al usuario y proporcionar experiencias diferentes.

Las promesas del hogar conectado y la ciudad inteligente también se asientan en la consolidación de las redes 5G. Con ellas será más sencillo, útil y seguro incorporar elementos inteligentes interconectados entre sí que nos permitan gestionar nuestro hogar como un punto digital más, no solo para el ocio, sino también para su seguridad y para hacer nuestra vida más sencilla. También impactará en el transporte en la ciudad y fuera de ella, el medioambiente y muchos servicios al ciudadano que hoy son aún una entelequia.

El trabajo remoto y los eventos en vivo son otros de los sectores que se enfrentan a un cambio radical, cuando el 5G se consolide. ¿Podremos estar en nuestra oficina de manera virtual mientras nos movemos en pijama por casa? ¿Será posible asistir a conciertos multitudinarios desde nuestro salón como si estuviéramos en un local en vivo?

Aunque la explosión de algunas de estas burbujas ha generado muchas dudas, estos cambios propiciados por el 5G serán una realidad en los próximos años. Las empresas que sepan adaptarse podrán aprovechar la oportunidad, pero sin olvidar que el usuario sigue mandando a la hora de aceptar de manera masiva estas tecnologías, por lo que es probable que muchas de ellas no ocurran como las imaginamos ahora.

Fuente: 20Bits